En Junín entregaron manuales en chino para los supermercados

manual-chini

Dicen que apagan las heladeras durante las noches para ahorrar luz. También se rumorea que sus dueños no son muy propensos a la limpieza. Y que sus precios bajos muchas veces se vinculan con la fecha de vencimiento de los productos que venden. Mito o realidad, los súper chinos se convirtieron en una usina de rumores y en un problema para los gobiernos locales.

Cansado del “no entendo” de sus dueños, el intendente de Junín, Pablo Petrecca, tuvo una curiosa idea: contrató a un traductor y convocó a los empresarios del partido para explicarles en su idioma cuáles son las normas de bromatología, higiene y seguridad que deben cumplir.

“Tenemos 40 supermercados chinos para 100 mil habitantes. Son bastantes. Y siempre nos encontramos con el problema de que no entendían o quizás no querían entender cuando hacíamos una inspección. Dicen que se fueron muy contentos, así que estimo que entendieron y ya no vamos a encontrar productos vencidos”, aseguró Petrecca en diálogo con radio Mitre.

El Municipio imprimió además un manual en chino con las normas que deberán cumplir los súper para evitar ser multados o clausurados.

Algunos locales han registrado problemas graves en los últimos meses. Por ejemplo, los inspectores de Junín encontraron una invasión de vectores y roedores. Y la presencia de heces de rata en alimentos panificados es mucho más común de lo que se cree.

La provincia de Buenos aires tiene alrededor de 7000 supermercados, la gran mayoría en el área metropolitana, y en las ciudad de Bahía Blanca, Mar del Plata La Plata. Facturan en promedio unos $40.000 por día.

Fuente: Infobae

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *