Los billetes y monedas contienen hasta 26.000 bacterias

Ya sea para comprar, pagar, o simplemente para contarlos o guardarlos, a diario pasan por nuestras manos varios billetes y monedas. No tenemos horas ni días: podemos entrar en contacto con ellos a la mañana, antes del almuerzo, por la tarde o por la noche; pueden incluso ser lo último en ser tocados antes de ir a dormir.

El dinero con el que estamos en contacto a diario es toda una fuente de gérmenes, bacterias y microbios, y si bien la mayoría somos consciente de ello, muy pocos nos lavamos las manos luego de tocarlos.

Según un estudio realizado en Europa los billetes y monedas contienen unas 26.000 bacterias peligrosas para la salud humana. Otro estudio realizado por científicos del Centro Médico Wright Patterson, en Estados Unidos, señala que en los billetes se encuentran bacterias que pueden provocar infecciones en personas sanas, además que 87% de estos poseen microorganismos capaces de desencadenar una patología inmunodeprimida.

La Universidad Queen Mary de Londres por su parte, realizó un estudio en el que se descubrió que alrededor del 6% de los billetes contenía bacterias del tipo E.

En un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Nueva York llamado “Dirty money”, se estimó que en los billetes se pueden encontrar diferentes de gérmenes, como los que causan acné, infecciones de la piel o incluso los que provocan úlceras gástricas asociadas a tratamientos con células madre. Descubrieron, además, que en los billetes de 1 dólar analizados, la mitad del ADN encontrado era de origen humano, el resto pertenecía a bacterias, virus, hongos o patógenos, entre otros.

Estos microorganismos pueden introducirse a nuestro sistema a través de un leve descuido: una cortadura o por simple falta de higiene antes de ingerir algún alimento. Pueden desencadenar desde una infección cutánea hasta una gastroenteritis y por último la muerte.

Precauciones al manipular billetes y monedas

Los billetes y las monedas son el medio más efectivo para la propagación de bacterias entre las personas de todo el mundo, por eso es recomendable cuidar de que los niños no manipulen los billetes, ni mucho menos las monedas. Debemos evitar tocarnos la boca, los ojos y en general cualquier parte del cuerpo después de tocar dinero, al hacerlo es necesario mantener una buena higiene de manos.

¿Como prevenir enfermedades?

La solución más sencilla que recomiendan los infectólogos es el lavado de manos.

Como es algo imposible decir que no podemos tocar el dinero y evitar el contacto con los diferentes tipos de bacterias que estos contienen, debemos —eso sí—, tener la precaución de lavar las manos muy bien luego de haber manipulado dinero, antes de comer o tocar alguna parte de nuestro cuerpo o alzar o acariciar al bebé.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS)  indicó que el lavado de manos con jabón es una actividad que salva vidas, una ‘vacuna’ que uno mismo puede aplicarse. Lavarse las manos con agua y jabón puede reducir en un 50 por ciento las diarreas infantiles y en un 25 por ciento las infecciones respiratorias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartidos