POLVO EN LA YERBA | Un gran descubrimiento o ignorancia colectiva?

Un video de un usuario de Facebook sorprendió a todos y se convirtió en viral en pocos días tras conseguir mas de siete millones de reproducciones, y casi 200 mil compartidos en esta red social.

Eugenio Maldonado, fue quien decidió compartir con sus contactos de Facebook su indignación a partir de su descubrimiento luego de colar la yerba para sus mates, a través de un video.

“Me canse de que nos estafen! Muchos se van a reír, pero esto es lo que nuestro cuerpo consume y nos afecta la salud”, comentó en su muro Maldonado.

En el video en el que mostraba como al colar toda la yerba, el polvo acumulado de un paquete recién abierto de una reconocida marca y pesarlo era casi el 50 por ciento, comentaba “Después de tantos años, estoy colando la yerba”. “Tengo un problema en el riñón, tengo cálculos, y de tanto tomar mate me di cuenta que había que empezar a colarla”.

Con este video, que no solo se compartió en Facebook sino que también circuló en otras redes sociales, se abrió un debate que nos obliga a todos a replantearnos, por un lado, si es correcto que la yerba tenga este contenido de polvo, y y por otro el poder que tienen las redes sociales hoy y la importancia de chequear la información antes de compartirla.

El polvo en la yerba, un tema recurrente.

Desde hace varios años aparecían videos y notas hablando del tema, pero ninguno de ellos ha llegado a tomar tal magnitud. ¿A qué se debe entonces ahora que un video se haga viral en tan pocos días?

El mejor mate

La Argentina, es el principal productor de yerba y, justamente por eso y por nuestra cultura, existen muchas variedades de yerba, como así también de mates y de criterios a la hora de hacer el mejor mate.

La temperatura del agua, el azúcar, el edulcorante o la miel, los “yuyos”, el formato y el material del recipiente, los alimentos para acompañarlo y hasta la manera de cebar, son discusiones típicas de los Argentinos.

Yerba sin polvo: Ya existe! 

Desde hace algunos años también las empresas observaron estas reacciones de sus consumidores, y decidieron segmentar, jugando con las 4 variables más importantes del producto: el palo, la hoja gruesa, la hoja fina y el polvo. Nuevos productos fueron lanzados y se diferenciaron para agradar a cada tipo de cliente.

Por ejemplo Taragüí, en su web muestra varios tipos de yerbas, entre ellos:

Tradicional con Palo: Sabor intenso y genuino.
Tradicional Despalada: Sabor acentuado, elaborado especialmente sin palo.
Tradicional BCP: La misma personalidad de Taragüí para los que prefieren menor contenido de polvo.

Justamente esta última, la yerba BCP es una yerba pensada para los usuarios como Eugenio que prefieren un bajo contenido de polvo.

La misma clase de yerba las tienen otras marcas como Unión y Mañanita.

Es decir, que el trabajo que hizo Eugenio, ya lo hicieron las empresas, que no sólo pensaron en el polvo, sino también en el palo, el sabor, el azúcar, y otros agregados.

Este gran debate que hizo que Taragüí, tuviera que salir a aclarar cuales son sus componentes y la afectación de los mismos a la salud. Lo mismo había ocurrido con Arcor hace algunos días, cuando tuvo que salir a desmentir un mensaje falso y en su contra que se difundió por WhatsApp.

El poder de las redes, la facilidad con la que se viralizan los mensajes, y el inexistente chequeo de la información por parte de los que los compartimos, nos hacen hacernos esta pregunta polvo en la yerba, un gran descubrimiento o ignorancia colectiva?

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *