Cómo empezar tu propio kiosco

Por Edith Gómez

 

A pesar de no ser tan atractivo como otros pequeños negocios, los kioskos ofrecen una forma viable y práctica de ganar buen dinero, sin tener que lidiar con los desafíos y papeleos que a menudo requieren otros negocios pequeños o locales para empezar a operar.

Puedes ver los trámites generales para abrir cualquier negocio en Gananci.

Igualmente, a pesar de que los kioskos ofrecen gran flexibilidad y menos papeleos que los negocios tradicionales, estos tienen su propia lista de requisitos y pasos a completar antes de que puedan estar listos, establecidos y operando.

A continuación, te presentamos una lista de consejos para dar los primeros pasos y empezar a montar tu propio kiosko:

  1. Debes decidir si comprar o alquilar

Para varios propietarios de pequeños negocios, la temporada de comercialización de sus productos ayuda a tomar esta decisión. Mientras más “ocasionales” sean tus productos, más atractiva será la opción de rentar. Mientras más generales sean tus productos, habrá más probabilidades de que decidas comprar tu locación.

Ya sea que decidas comprar o rentar, ten en mente que el precio que pagarás por la locación de tu kiosko, dependerá de una variedad de factores, incluyendo la temporada del año y qué tanto tráfico a pie reciba el lugar. Cuanto más demanda potencial tenga la localidad deseada, mayor será el precio que tendrás que pagar.

  1. Determina el lugar perfecto y tamaño adecuado para tu kiosko

Cuando se trata de elegir el tamaño de tu kiosko, deberás seleccionar el lugar más pequeño necesario para vender tus productos. Mientras las tiendas locales pueden hacer buen uso del espacio extra que tengan, los kioskos pueden beneficiarse de un espacio eficiente y necesario.

LEA MÁS  Las 6 mejores prácticas para manejar con éxito tu propio kiosco

Elegir el lugar perfecto para tu kiosko puede parecer una decisión que no requiera pensar mucho, pero hay más cosas a tener en cuenta que simplemente eligiendo el espacio con más tráfico a pie que puedas encontrar. Una gran cantidad de gente pasando por tu kiosko es una buena elección, pero solo si ese tráfico está compuesto por el público objetivo o segmento que estaría dispuesto a comprar tu producto.

  1. Haz las cuentas

A comparación de las tiendas locales, los kioskos tienen un volumen más bajo de cuentas. Esto no quiere decir puedes tomar tu análisis y planeamiento financiero a la ligera. Debes tener en cuenta todos los costos asociados no solo a la puesta en marcha de tu kiosko, sino también los costos del día a día de mantenerlo.

Sé conservador y cuidadoso respecto a tu proyección financiera y flujo de caja estimado, luego decide si lanzarte a la piscina y establecer tu nuevo negocio suena financieramente bien.

  1. Consigue financiamiento

Los kioskos representan una inversión mucho menor que la requerida para montar una tienda local; sin embargo, probablemente no podrás montarlo con cualquier dinero libre que tengas en tus manos.

Una vez que tengas todos los detalles listos para tu nuevo kiosko, junto con tus proyecciones financieras y tus gastos anticipados, estarás listo para aplicar al crédito que necesitas para lanzar tu nuevo negocio y establecerlo hasta que pueda mantenerse por sí mismo.

  1. Reúne, completa y envía toda la documentación necesaria

Si vas a empezar tu nuevo kiosko en un espacio que ya ha sido desarrollado y acoge a varios kioskos; por ejemplo en un centro comercial, tu nuevo arrendatario podrá ayudarte con la documentación necesaria haciendo el proceso tan rápido y fácil como sea posible. Sin embargo, si buscas establecerte en una nueva locación, prepárate para una burocracia larga y potencialmente frustrante.

LEA MÁS  Las 6 mejores prácticas para manejar con éxito tu propio kiosco

El volumen de licencias al cual necesitarás aplicar, dependerá mayormente del tipo de productos que vas a vender. Por ejemplo, un kiosko de comida necesitará conseguir más regulaciones legales que un kiosko que venderá algo tan inerte e inofensivo como lentes de sol o gorros.

Una vez que has adquirido todas las licencias y documentación necesaria para operar, estarás listo para lanzar tu nuevo negocio oficialmente y seguir adelante en tu nuevo camino como emprendedor.

Esperamos que estos consejos sean útiles y te ayuden a empezar con tu nuevo proyecto de kiosko, recuerda que todo tipo de negocio requiere tiempo, esfuerzo y mucha dedicación.

¡Felicitaciones! Ahora es tiempo de ponerse a trabajar.

Compartir

One thought on “Cómo empezar tu propio kiosco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *