Ideas rentables para un kiosco de centro comercial

Los kioscos de centro comercial se han vuelto populares en los últimos años. Cada día se pueden personalizar más los diseños, por lo que, como minorista puedes transformar tu kiosco de tal manera que sea más atractivo a la vista, y además hacerle publicidad a una marca en particular.

Mientras más creativo y atractivo sea tu kiosco, más impactarás a los clientes, pero más costosa será la inversión. La mayoría tiene un presupuesto en mente más o menos bajo, sin embargo, terminan invirtiendo mucho más de lo que pensaban. Según Gananci, estos son algunos consejos para atraer clientes.

Tené en cuenta que el costo que tengas que asumir dependerá del lugar que elijas para tu kiosco. Si tu presupuesto no es muy alto, ni te acerques a los centros comerciales con más renombre de la ciudad, tienden a ser muy costosos.

No solo el precio y el lugar son los únicos elementos importantes para emprender un kiosco, también hay que investigar sobre los acuerdos que establece el centro comercial, el tipo de personas que llegan allí y otros aspectos del centro comercial como tal.

Si aún no sabes qué tipo de productos vender en tu kiosco, toma nota de las siguientes ideas:

  1. Productos y servicios de masajes

Hoy en día casi todos los centros comerciales tienen un kiosco dedicado a los masajes. Por lo general, cuentan con sillas de masaje para que la gente use cuando esté cansada y también con masajes para los pies.

Además, si combinas eso con los productos para masajes como cremas y aceites, el negocio puede ser bastante rentable.

  1. Venta de lentes

Los lentes de sol son artículos bastante comunes en los kioscos, sin embargo, puedes llevar toda la idea a otro nivel.

La mayoría de las ópticas no te venden las monturas solas, ya que debes comprarlas con todo y cristales formulados. De hecho, hay un montón de personas que quieren comprar las monturas solas para guardarlas mientras tienen su fórmula, ya que es una manera de no arriesgarse a que otro más la compre primero.

Entonces, ¿no crees que sería una excelente idea exhibir unas cuantas monturas en tu vitrina? Y no solo esto, también podrías tomar pedidos de lentes de contacto.

  1. Artículos del hogar

Un kiosco que venda artículos del hogar siempre le recordará a la gente qué es lo que necesitan en casa. Puedes vender sabanas, colchas, cortinas, alfombras, zapatillas de casa e incluso productos para la cocina.

Mientras más variedad tengas, un mayor número de personas se acercarán a tu kiosco.

  1. Snacks y bebidas

Nadie se resistirá en acercarse a tu negocio si tienes productos que le hagan agua la boca a cualquiera. El maní, los croissants, las donas y las tortas son productos muy vendidos en los centros comerciales muy transitados.

Es imposible caminar por los pasillos, sin comprar por lo menos un caramelo. Entonces, ¿por qué no sacarle ventaja a esto?

Puedes tener equipo de cocina como freidora, una plancha y un pequeño horno eléctrico para vender cosas recién hechas. Además, puedes ofrecer jugos pasteurizados, malteadas y smoothies.

  1. Artículos de regalos

¡Puedes abrir tu propia mini tienda de regalos en el centro comercial! Muchas personas se acercan a este lugar sin idea de qué regalarle a sus seres queridos, y si se topan con un kiosco de regalos lo más seguro es que terminen comprando allí.

Es ideal ofrecer también servicio de embalaje, vender bolsas decoradas, papel de regalo y lazos.

  1. Productos personalizados

La venta de productos personalizados puede ser un negocio bastante lucrativo, pues existe un sinfín de maneras de hacerlo.

Puedes imprimir cualquier diseño que el cliente te dé sobre un bolso, una franela, un forro de celular o cualquier superficie que ellos deseen. Incluso puedes vender tus propios diseños.

A pesar de que pueda salir más costoso que el cliente lleve su propio producto para personalizar, a muchas personas les encanta gastar en este tipo de cosas. Si quieres aprender a vender productos rentables, lee estos tips en Gananci.

  1. Ropa y accesorios

Lo más seguro es que pienses que es una terrible idea vender ropa y accesorios si estás en un centro comercial lleno de tiendas que venden lo mismo. No obstante, no es del todo cierto, lo importante en este caso es que tengas variedad, ofrezcas piezas únicas y que tus precios sean un poco más bajos que los de la competencia.

En un kiosco de este tipo puedes vender zapatos, carteras, aretes, collares, lentes de sol, bufandas, sombreros, trajes de baño, etc. Si tienes cosas variadas, más ventas podrás concretar.

¿Cuál es la idea que más te gusta y que estarías dispuesto a materializar? ¡Cuéntanos!

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *