5 razones por las que tu pequeño negocio será exitoso

Compartir

Muchas compañías aseguran que uno de los indicadores del éxito más importantes de cualquier negocio, es lo rápido que crece, pero una gran cantidad de negocios pequeños exitosos dicen lo contrario.

Casi siempre, se anima a los pequeños emprendimientos a que busquen crecer; que persigan nuevas formas de hacer negocios, que contraten más personal y expandan su infraestructura. Pero más grande no siempre significa “mejor” y tener un negocio pequeño y ágil como un kiosco, puede ser tan (o más) gratificante que tener una gran compañía.

Hoy en día, el éxito se define con el logro de metas que van más allá de las financieras, atrás ha quedado el clásico: “construyendo un imperio.” Y esto se expande hacia los kiosqueros, estos dueños de microempresas han decido disfrutar de todas las ventajas que ofrece el estilo de vida único que les brindan sus negocios como: hacer un trabajo que disfrutan con gente que les agrada y que respetan, ser su propio jefe, tener una mayor libertad y flexibilidad, mientras hacen un impacto positivo en su comunidad.

Pero la medida absoluta de este estilo de vida, sigue siendo el éxito financiero. He aquí algunas cifras que te animarán: Casi el 94% de los kioscos son lucrativos y de hecho, el 75% de los dueños de kioscos aseguran que hacen más dinero siendo dueños de sus propios negocios que con una remuneración laboral.

Los kioscos tienen la particularidad de que en lugar de buscar un crecimiento sin fin, pueden definir su éxito alcanzado niveles financieros que les permiten a sus dueños disfrutar de todos los beneficios que vienen de tener un negocio pequeño, tales como:

  1. Te estresarás menos
LEA MÁS  Huevos de pascuas |10 tips para vender más

Nada es más estresante que una crisis en tu flujo de efectivo. La persecución implacable de un crecimiento rápido, requiere una reinversión constante y continua en tu negocio. Frecuentemente, esto resulta en que tengas más dinero saliendo que quedándose. Y el estrés ocurre, cuando no existe un equilibrio. Un kiosco favorece la estabilidad sobre el crecimiento y por lo tanto, son menos propensos a tener que lidiar con estos periodos de alto estrés.

  1. Tus finanzas son más fáciles de predecir

El estilo de vida a pequeña escala y financieramente estable de un kiosco, le ofrece a su dueño un balance de ingresos y gastos muy fácil de manejar. El crecimiento rápido puede resultar en costos no presupuestados para cubrir reclutamientos, equipos y campañas publicitarias. Mientras menos tiempo pases preocupándote de tus problemas financieros, más tiempo tendrás para disfrutar de la vida que te ofrece ser el dueño de tu propio negocio.

  1. Ofrecerás un servicio de calidad

La calidad de tu trabajo se mantendrá, ya que no estás enfocándote solamente en hacer más dinero y crecer lo más rápido que puedas. Satisfacer las necesidades de tus clientes debe ser siempre tu prioridad número uno, de otra manera no habrá negocio que puedas hacer crecer. Los kioscos tienen más tiempo para priorizar a sus clientes y pueden prestar atención a los estándares de trabajo que ofrecen de manera consistente.

  1. Te puedes adaptar con mayor rapidez al mercado
LEA MÁS  TARJETA DÉBITO | Costos y beneficios de incorporar el servicio

Un negocio estable y a pequeña escala como un kiosco, puede ser mucho más flexible frente a los cambio del mercado. Los negocios que desean perseguir el crecimiento, tienden a quedar atrapados en estrategias rígidas a largo plazo que son difíciles de modificar a la hora de implementar cambios.

Tu kiosco te permitirá permanecer ágil y de esa manera, cambiar la dirección al momento que ocurran los cambios. Además, podrás aprovechar con éxito nuevas oportunidades.

  1. Te sentirás más feliz y más sano

Definitivamente te estresarás menos, ya que no tienes que preocuparte por tener que prestarle tu atención a múltiples factores diferentes al mismo tiempo. Es imposible relajarse bajo la constante presión de tener que lograr metas cada vez más grandes y mejores, crecer exponencialmente o en tener que asumir nuevas responsabilidades.

El crecimiento acelerado puede que se vea bien en tu cuenta bancaria, pero: ¿qué sentido tiene, si no tienes tiempo para disfrutar de los frutos de tu trabajo? Un pequeño kiosco que dedica su tiempo a metas no financieras como: deleitar a sus clientes, crear un ambiente de trabajo sano y enfocarse a ser el mejor en lo que hace, lleva a crear lealtad, fidelidad y más importante, te dará más tiempo para disfrutar de tu éxito.

Recuerda, tener éxito no significa tener un gran negocio y pasar interminables horas en la oficina. El énfasis de muchos negocios como el tuyo, es disminuir el estrés, tener una clientela leal y un gran sentido de satisfacción al final del día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *