Ayudín y FUNCEI promueven la prevención de enfermedades en las escuelas

Compartir
  • 1
    Share

Comienzan las clases y es el momento de intensificar las rutinas de limpieza e higiene para prevenir enfermedades que pueden diseminarse en el colegio. Sin embargo, las medidas preventivas comienzan en el hogar, ciertos estudios científicos estiman que hasta el 80% de enfermedades infecto contagiosas se pueden contraer allí (1). Por eso, Ayudín y FUNCEI brindan recomendaciones para prevenirlas intensificando las rutinas de limpieza y desinfección en la vivienda, y cortar así la cadena de contagio y transmisión en las escuelas.

Las vías de contagio de enfermedades son similares tanto en el hogar como en el colegio, puesto que en el ambiente se encuentran gérmenes no visibles a simple vista y conviven a nuestro alrededor en la tierra, en el aire, en el agua, en la comida, en los animales, en las plantas y en las personas. Las vías de transmisión son por medio de la inhalación de pequeñas partículas, ya sean de polvo o de agua, que entran al organismo humano por la nariz o porla boca. También pueden ser por la ingesta de comida o agua contaminada o a través de heridas, infecciones y mordidas.

Lo más destacable es que una superficie aparentemente limpia podría estar contaminada con gérmenes y estos, se esparcen a través de lo que tocamos. En el caso de los niños estos pueden tocar hasta 300 superficies en sólo 30 minutos (2). Con estos datos, se ilustra el grado de propagación de enfermedades infecto contagiosas que puede haber en un colegio y en el salón de clases precisamente. De la misma forma en que se diseminan los gérmenes en el hogar lo hacen en la escuela, es decir, a través de las superficies que tocan y los objetos que manipulan los niños.

En este sentido un punto muy importante a aclarar es que limpieza no es igual a desinfección. Son dos cosas diferentes; la limpieza remueve la suciedad generalmente visible de una superficie, mientras que la desinfección elimina el 99,999% de los microorganismos presentes. Los lugares están desinfectados cuando se utiliza un producto que contenga un activo desinfectante que elimine gérmenes, como virus y bacterias, presentes en distintas superficies. En la actualidad existe una amplia gama de productos que permiten lograr limpieza y desinfección, algunos hasta en un solo paso, ya sea en base a hipoclorito de sodio o a otros activos que aseguran una adecuada desinfección.

Un estudio publicado en The Journal of School Nursing (3) acerca de la incidencia de bacterias y virus en las superficies de escuelas primarias y el papel que tiene la higiene del aula con respecto al contagio de enfermedades infecto contagiosas, arrojó datos interesantes que contribuyen en la prevención de enfermedades:

  • Los lugares más contaminados con bacterias fueron las manijas de bebederos de agua, los teclados, las manijas de lavabos y los sacapuntas de escritorio; un elemento muy usado en algunos países.
  • Los más contaminados con virus fueron las computadoras de escritorio, manijas de lavabos y los dispensadores de papel toalla.

En dicho estudio, también se encontró que el norovirus, es el patógeno que causa más epidemias gastrointestinales y es responsable del 50% de los brotes de gastroenteritis en el mundo (4), está presente hasta en un 22% de las superficies más frecuentemente tocadas de un colegio. El estudio se desarrolló durante 7 semanas sobre un total de 148 estudiantes[1] y como resultado del mismo se demostró que el empleo de toallitas desinfectantes reduce 2.3 veces la probabilidad de que un niño se ausente al colegio por enfermedades. Es importante mencionar que para este caso solo se usaron toallitas desinfectantes y no se complementaron con otros productos de pisos y superficies que hubieran arrojado aún mejores resultados.

“Estos datos demuestran la necesidad de incrementar las rutinas de limpieza y desinfección, tanto en el hogar como en la escuela, para reforzar la cadena de protección en los colegios y cortar las vías de contagio de enfermedades. Reconocer la importancia de los hábitos de higiene y desinfección en todo el colegio es fundamental para la prevención ya que los objetos menos pensados son factores de riesgo a tener en cuenta. Por ende, una buena forma de reducir el riesgo de contraer enfermedades es adoptar y mantener rutinas de higiene y desinfección tanto en el hogar como en el colegio” enfatizó Ricardo León, Director Global de Higiene y Bienestar de Clorox.



[1] El estudio se desarrolló durante 7 semanas en seis aulas de primaria (con un total de 148 estudiantes) de una escuela en Seattle, Washington (USA). Consistió en la intervención utilizando toallitas desinfectantes (Clorox Company, Oakland, California, USA)[1] con quaternario de amonio para determinar si el uso regular de estas reducían los niveles bacteriales.

 

  • 1
    Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.