Ayudín y FUNCEI recomiendan hábitos de limpieza para reducir las reacciones alérgicas en el ámbito doméstico

Compartir

Del 16 al 22 de abril, se conmemora, por segundo año consecutivo, la Semana Mundial de la Alergia, organizada por la Organización Mundial de la Alergia (WAO, por sus siglas en inglés).

En el hogar, el contacto o inhalación del moho puede causar reacciones alérgicas inmediatas o tardías en personas susceptibles. Por esta razón, Clorox y su marca Ayudín®, junto a FUNCEI, recomiendan el uso rutinario de sustancias desinfectantes como la lavandina para la eliminación del moho dentro de la casa.

Buenos Aires, abril de 2012.- El moho está constituido por varias especies de hongos de tamaño muy pequeño que viven en medios propicios dentro y fuera del hogar. Dichas especies, que se reproducen a través de pequeñas esporas, forman parte del ambiente natural, donde actúan descomponiendo materia orgánica muerta (como hojas caídas de árboles). Sin embargo, dentro de la casa es necesario limitar su crecimiento porque puede resultar perjudicial para la salud.

El moho y la Salud

Los hongos del moho producen sustancias que pueden causar reacciones alérgicas (alérgenos), irritantes, y tóxicas (micotoxinas).  El contacto o inhalación del moho puede causar reacciones alérgicas inmediatas o tardías en personas susceptibles. Los síntomas incluyen: rinitis, estornudos, ojos rojos, y erupciones cutáneas. Estos microrganismos también pueden desencadenar crisis asmáticas en personas que padecen esta afección. Cuando se comportan como irritantes o tóxicos, también pueden afectar a personas sin antecedentes de alergia.

¿Cómo eliminar el Moho?

Las esporas pueden estar suspendidas en el aire o formando parte del polvo del hogar. Dichas esporas no se desarrollarán a menos que existan las condiciones de humedad necesarias. El uso rutinario de sustancias desinfectantes como la lavandina y la reducción de la humedad son conductas irremplazables para la eliminación del moho dentro de la casa.

Consejos prácticos

  • Revisar y reparar fugas de cañerías de agua u otros problemas relacionados lo antes posible. Mantener objetos y superficies completamente secos.
  • Remover mecánicamente el moho de las superficies difíciles, lavar con detergentes y desinfectar utilizando un solución compuesta por una taza de lavandina Ayudín® tradicional (240ml) cada 4 litros de agua corriente.
  • Si la superficie está visiblemente dañada y se trata de un material poroso u absorbente considere su reemplazo a la brevedad.
  • Evite exponerse e inhalar el polvo que se desprende de una superficie mohosa. Si es necesario utilice guantes y barbijo para realizar las tareas de limpieza y desinfección.
  • Evite pintar o impermeabilizar las superficies mohosas sin antes desinfectar el área a tratar con una solución de lavandina. De lo contrario la superficie volverá a deteriorarse en el corto plazo.
  • En ambientes como el baño, donde resulta difícil controlar la humedad, el control del moho depende mayormente de la desinfección y ventilación rutinarias. Aplicar Ayudín® antihongos directamente sobre la superficie a tratar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.