30 de noviembre Día Nacional del Mate Argentino

Compartir

Se celebra hoy 30 de noviembre, el Día Nacional del Mate en Argentina. Se realizó por primera vez en el año 2015 para rendir homenaje al mate nacional y así reconocer su importancia para nuestro país.

Este día fue establecido mediante la Ley 27.117, sancionada el 17 de diciembre de 2014, promulgada de hecho el 20 de enero de 2015, y publicada en el Boletín Oficial de la República Argentina, 6​ el 28 de enero de 2015.

El 30 de noviembre​ fue instituido como el Día Nacional del Mate​ en conmemoración del nacimiento del comandante guaraní Andresito Guazurarí (1778-1821), Gobernador de la Provincia grande de Misiones de 1815 a 1819, fue quien fomentó la producción y dio gran impulso a la comercialización de la yerba mate.

Consumo del mate per capita

Según datos del Instituto Nacional de la Yerba Mate, en lo que va de 2019 ingresaron 792.139.194 kilogramos de hoja verde -materia prima de esta tradicional bebida- a los establecimientos de secansa de la región productora (Misiones y Corrientes). En el 90% de los hogares argentinos la yerba se encuentra presente.

En la Argentina se consumen alrededor de 256 millones de kilos de yerba mate, lo que implica un consumo anual per cápita de unos 6,4 kilos. En litros, se toma en promedio unos 100 litros de mate cada año.

Los envases de medio kilo mantienen la preferencia de los consumidores. Durante el mes de septiembre de 2019, los paquetes de medio kilo representaron el 53,37% de las salidas de molinos al mercado interno. Con el 40,74% se ubicaron los paquetes de un kilo, con el 1,66% los envases de dos kilos, y con el 0,94% los de cuarto kilo.

En la provincia de Corrientes hay 21 mil hectáreas cultivadas de yerba mate, mientras que en Misiones, principal productora, 144 mil hectáreas.

El preferido de los Argentinos

Cada uno tiene su forma de tomar mate, algunos en mate de calabaza, madera o de caña, otros prefieren utilizan el mate de plástico tan comercializados los últimos años. Algunos le agregan miel, azúcar, edulcorante o algun “yuyito” para saborizar otros simplemente amargo, remontando a las raíces del mate.

Para desayuno, media mañana, merienda y porque no, a las altas horas de una larga charla. Acompañado de alguna torta, galletitas, algún rico alfajor y porqué no una pizza fría del mediodía.

El mate es tan importante para los Argentinos, que forma parte de nuestra identidad. Lo sentimos propio y lo amoldamos a nuestro gusto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.