El reclamo de figuritas llegó al Gobierno Nacional

El reclamo por la falta de figuritas del álbum del Mundial de Qatar 2022 llegó al Gobierno. Los kiosqueros lograron que los reciba el secretario de Comercio, Matías Tombolini, pedido de reunión con el que venían insistiendo desde hacía varios días.

Como consecuencia del encuentro entre la Unión de Kiosqueros de la República Argentina (UKRA) y el funcionario nacional, y con el objetivo del normalizar el abastecimiento, se acordó que habrá un nuevo intento de acercamiento entre los kiosqueros y Panini, la empresa fabricante del álbum y las figuritas, que tiene la licencia oficial en la Argentina y varios países de la región.

Los comerciantes pusieron como plazo máximo el viernes pasado para que las partes se sienten a dialogar en una mesa y la compañía les de una respuesta sobre la regularización en las entregas de la mercadería que solicitaron. Esperan tener más paquetes para vender.

Vencido ese deadline, si no hay una solución, aseguran que le pondrán fecha a la nueva marcha que vienen planificando frente a la sede de Panini, en la localidad bonaerense de Martínez. «Le pedimos a Tombolini un acuerdo por el desabastecimiento y terminar con el monopolio. Hasta el viernes vamos a esperar antes de hacer una movilización frente a la planta de Panini. Las figuritas no están llegando a los kioscos y queremos saber por qué esto es así», expresó Adrián Palacios, vicepresidente primero de UKRA.

El 29 de agosto, más de 150 representantes de los más de 112.000 kioscos de todo de todo el país que la entidad nuclea marcharon frente a las oficinas de la compañía para exigir la exclusividad de la venta, pedido que la firma rechazó, aunque se comprometió a escuchar sus planteos y normalizar el abastecimiento.

Los kiosqueros se ilusionaron con que tendrían mercadería luego de esa primera reunión que mantuvieron con representantes de la empresa. Pero pasaron las horas y las figuritas no aparecieron.

FIGURITAS HASTA 100% MÁS CARAS POR FALTA DE STOCK

Por la escasez y la persistencia de la alta demanda, los precios se dispararon más de un 50% en apenas 10 días y la Argentina ya es el país de América latina con los valores más altos, si se toman en cuenta los importes que se consiguen en estos comercios. Los paquetes de cinco unidades ya se venden entre $225 y $300 en los pocos kioscos de la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires donde todavía quedan.

El gremio denuncia que los kioscos continúan sin stock y que Panini sigue privilegiando las entregas a las grandes superficies de retail por sobre los locales de barrios. La problemática se profundiza en kioscos del interior, donde el suministro es más crítico.

Fuente: El Cronista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.