¿Cuáles son las ventajas de ser un negocio pequeño?

Compartir
  • 31
    Shares

Muchas compañías dirían que el crecimiento de un negocio es el único indicador de éxito. Sin embargo, otras están en desacuerdo.

Normalmente, los negocios pequeños han sido impulsados a crecer, perseguir nuevos negocios, contratar más personal y expandir sus locales. Según Gananci, estos son algunos métodos para ganar dinero fácil y rápido.

Algo grande no siempre es mejor, y mantenerse pequeño muchas veces puede ser igual de gratificante, pues el éxito es el logro de objetivos más amplios y no económicos, en lugar de la construcción de un gran imperio. Si quieres vencer tus miedos, lee estas lecciones de emprendedoras.

La mayoría de los propietarios de pequeñas empresas prefieren disfrutar de todas las ventajas que esto representa: hacer el trabajo que les gusta con personas que respetan y les agrada, ser su propio jefe, tener mayor libertad e impactar positivamente la comunidad.

En lugar de enfocarte en el crecimiento interminable de un negocio, el éxito puede definirse como un nivel financiero que te permita disfrutar de todos los beneficios de la vida laboral.

¡Estos son los beneficios que puede ofrecerte un negocio pequeño!

Te estresas menos

Nada puede ser más estresante que una crisis de flujo de efectivo. La búsqueda obsesiva de un crecimiento rápido requiere de una reinversión regular en su negocio. Esto, generalmente, resulta en que el dinero salga más rápido de lo que se ingresa, y cuando los libros no se equilibran, los niveles de estrés aumentan terriblemente.

LEA MÁS  Habilidades de liderazgo para propietarios de negocios pequeños

Tus ganancias son más fáciles de predecir

Un negocio más pequeño y financieramente estable tiene ingresos y gastos más sencillos de administrar. El crecimiento rápido puede generar costos que no se han presupuestado para cubrir las campañas de reclutamiento, equipos de oficina y ganancia de clientes.
¡Menos tiempo de preocupación supone más tiempo para disfrutar la vida tanto dentro como fuera del trabajo!

Desempeñas un mejor trabajo

Cuando los propietarios de negocios pequeños se enfocan en hacer más dinero y crecer tan pronto como sea posible, la calidad del trabajo que realiza puede verse afectada. Satisfacer las necesidades de tus clientes debe ser tu prioridad número 1. De lo contrario, el negocio no crecerá.

Los negocios pequeños tienen más tiempo de priorizar sus clientes y de prestar mejor atención a la calidad de trabajo que se realiza.

Respondes más rápido a las necesidades de tus clientes

En una compañía pequeña es menos probable que los problemas de los clientes se agraven, pues el personal cuenta con el tiempo de atenderles. Por el contrario, las compañías grandes toman mucho tiempo en reaccionar a las quejas.

Si en la compañía no existe una larga línea de mando, ni procedimientos complicados será mucho más fácil conseguir clientes satisfechos.

Te adaptas más rápido al mercado

Un negocio pequeño y estable puede ser mucho más flexible frente a las condiciones fluctuantes del mercado. Para crecer, los negocios quedan atrapados en estrategias a largo plazo que no se pueden modificar ante un cambio.

LEA MÁS  SEMANA DE LA DULZURA | Historia

Esto quiere decir que si te mantienes flexible, puedes cambiar de dirección en cualquier momento y aprovechar nuevas oportunidades con éxito.

Te sientes más feliz y saludable

Con menos razones para preocuparse en el trabajo, tendrás mucho menos estrés. Es imposible relajarse si te encuentras, constantemente, bajo la presión de perseguir objetivos más grandes, crecer exponencialmente y asumir más responsabilidades.

Tener un gran crecimiento puede ser beneficiosos para tu cuenta bancaria. Pero, ¿cuál es el punto de producir mucho dinero si nunca vas a tener tiempo suficiente para disfrutarlo?

Un negocio que invierte más tiempo en objetivos más financieros, como complacer a sus clientes, crear un ambiente de trabajo positivo y ser el mejor en lo que hace, te dará más tiempo de disfrutar el éxito.

Puedes ser que quieras mantener tu negocio pequeño, pero no te quedes allí sin hacer nada o tus competidores tomarán ventaja de tu pasividad. Los propietarios de negocios siempre deben mantener un ojo abierto en las finanzas de sus compañías, pero con nuevas tecnologías, como cuentas en la nube.

Convertirse en un gran imperio y pasar muchísimas horas en una oficina no es la definición de éxito. Sino la capacidad de enfocarse en tener menos estrés, clientes fieles y una sensación de satisfacción al final de cada jornada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.