11 trucos psicológicos para que tus clientes compren más

Compartir
  • 38
    Shares

A la hora de lograr más ventas o visto desde otro plano que nuestros clientes nos compren más hay mucho por hacer. Te dejamos 11 trucos psicológicos para que tus clientes compren más:

Primera necesidad, última góndola.

Los productos de primera necesidad, como la leche, el pan, el azúcar, aceite, siempre se sitúan en las últimas góndolas del almacén, para que así el cliente recorra nuestro negocio y en ese trayecto vaya sumando productos al carrito. En el caso de un kiosco, se deben ubicar en la parte de atrás del mostrador, ya que son productos que el cliente pedirá si los necesita.

Canastos

Incluir canastos o carritos de compra, siempre que sea posible, puede hacer que al cliente se sienta más cómodo a la hora de comprar, y además muchos de ellos, sienten la necesidad de verlo lleno.

Compra impulsiva

Cerca de la caja, el lugar donde se realiza el pago, se deben ubicar los productos impulsivos, aquellos que no son una necesidad básica y que tienen un buen precio de venta. Podemos hablar de chocolates, pilas, afeitadoras, preservativos, chicles, pastillas, entre otros. Incluso se puede diferenciar según la altura, en productos impulsivos para niños y para adultos.

LEA MÁS  6 ideas con golosinas para el Día del Niño en tu kiosco

Orden económico

Los productos que tienen valor más alto, y que queremos que el cliente compre debemos colocarlos a la altura de los ojos. Las marcas más caras se ponen en la parte superior de las estanterías, mientras que las más económicas en la parte inferior.

Psicología del color

Los colores cálidos atraen al cliente al punto de venta, mientras que los colores fríos fomentan las compras. Lo mejor es utilizar colores cálidos para el exterior del kiosco y colores fríos para el interior. La iluminación ayuda a aumentar el impacto visual de determinados productos.

Qué color pintar un kiosco

Circulación natural

En aquellos kioscos donde la superficie lo permite, las cajas para cobrar se deben ubicar a la izquierda, siguiendo el sentido de circulación del cliente. El 90% de las personas son diestras y la tendencia natural es que circulen por la derecha. Pueden leer más sobre este punto en el artículo Zonas Calientes y frías de un kiosco.

Música adecuada

La música de fondo en un kiosco puede ayudarte a vender más, pero también a reducir las compras de tus clientes. La música suave y lenta se puede poner en un kiosco con poca afluencia de público, con lo que lograremos que nuestros clientes perciban un ambiente agradable y tranquilo que los invita a permanecer más tiempo dentro de tu kiosco.  Si por el contrario tenemos una gran cantidad de clientes permanentemente dentro del kiosco, lo ideal es poner un ritmo de música más rápido y alegre para estimular a que las cosas se hagan más rápido y haya más flujo de clientes. Nunca dejes tu negocio en silencio.

LEA MÁS  6 ideas con golosinas para el Día del Niño en tu kiosco

Información de precios

Poner los precios de los productos es una herramienta que puede ayudar al cliente a decidir, ya que muchos no se animan a preguntar los precios. Los precios que terminan en 5 o 9, atraen más al comprador.

Temperatura

La temperatura del ambiente no debe ser ni demasiado alta ni demasiado baja, lo ideal, entre 21 y 26 grados, permite que el cliente haga una compra tranquilo y sin preocuparse por el clima.

  • 38
    Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.