Espumantes Mercier renueva su imagen

Compartir

El reconocido estudio de diseño argentino fue el responsable de la nueva imagen de la tradicional marca de espumantes argentinos.

Adrián Pierini, director general creativo y autor del diseño comentó: «Sabíamos que el packaging de Mercier podía transmitir aún mucha más calidad, y que los recursos gráficos para hacerlo debían estar en línea con la evolución que el consumidor ha experimentado en términos de códigos visuales. Estábamos convencidos de que un layout más moderno, que potencie tanto lo proyectual como lo técnico, podría acrecentar su percepción aspiracional, factor que resulta esencial para destacarse dentro de la categoría.

Nuestro objetivo consistió, pues, en simplificar el layout, refinar sus componentes e incorporar nuevos recursos técnicos (como el stamping o la forma del troquel) para que Mercier logre transmitir del mejor modo posible su esencia cualitativa».

La estructura compositiva del nuevo packaging respetó las características gráficas del anterior layout. Las mismas se basan en una disposición centrada en donde ícono, marca e información complementaria se distribuyen de modo armónico, generando niveles de lectura óptimos para la decodificación de las variedades por parte del target.

Existen en el nuevo diseño 4 elementos que se destacan por sobre los demás, y que constituyen la esencia de la personalidad del nuevo packaging:

1) Perímetro de terminación ondulante: La simpleza de la pieza fue enriquecida por un cortante cuyo extremo inferior adopta una forma zigzagueante que refuerza el imaginario de sabor, suavidad y delicadeza.

2) Un ícono renovado: Mercier posee como identidad una representación sintetizada de la torre Eiffel, ícono de Francia y símbolo de glamour e internacionalidad. El nuevo diseño llevó aquella representación a un nivel de gestualidad mayor, que no sólo logra contrastar con la formalidad del layout, sino que además emite un mensaje más cercano e íntimo con los consumidores.

3) Un logo con mayor sofisticación y personalidad: Los rasgos de los caracteres que componen la marca fueron refinados, las serifas fueron reducidas, y se estableció una separación entre letras racionalmente modulada.

4) Clima interior: La nueva pieza se muestra profunda y misteriosa gracias a un predominio del color negro, el cual fue intervenido con suaves tonalidades que hacen referencia a cada una de las variedades que componen la línea. La combinación dio por resultado una imagen premium, sumamente delicada y muy  atrapante.

En síntesis, los espumantes Mercier hoy se muestran más sofisticados que nunca. El diseño creado por Pierini ha hecho posible que el mensaje de calidad sea indiscutible, y que los consumidores continúen sintiendo por su producto aquel valor aspiracional que ha sido causante de su preferencia desde su origen.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.