La CGT quiere aumentar el monto que aportan los monotributistas a las obras sociales

Compartir

Los líderes de la CGT se reunieron con parte del equipo del ministerio de Salud para solicitar que se duplique el pago de los monotributistas que contribuyen a las obras sociales.

Consideran que el aporte de los monotributistas a las obras sociales es un pago “demasiada exiguo”. Las reuniones con el Gobierno avanzan y las nuevas medidas podrían implementarse desde 2021.

A mediados de septiembre, el ministro de Salud Ginés González García había anunciado que se estaba analizando un incremento en el aporte que realizaban los empleados y las empresas para las obras sociales.

Según las conversaciones, los aportes de cada trabajador para las obras sociales iban a aumentar del 3% al 4% del salario y los del empleador subirían del 6% al 7%, con lo cual las contribuciones al sistema ascenderían en total del 9% al 11%.

Ante la fuerte oposición que tuvo la medida, la fórmula para subir la recaudación quedó congelada. Ahora, la cúpula de la CGT apunta hacia quienes están inscriptos en el Monotributo, afirmando: “No es justo que los afiliados a tu obra social terminen financiando los tratamientos de los monotributistas”.

La CGT demanda que se suba el aporte que realizan los monotributistas, para que el pago actual se acerque al costo del Plan Médico Obligatorio (PMO), que se calcula ronda los $ 2.600 mensuales.

La idea es que se incremente en distintos porcentajes teniendo en cuenta las categorías, ya que en la actualidad todos los trabajadores independientes pagan un monto similar de $ 1.041,22, el cual luego del descuento que se les aplica por el Fondo Solidario de Redistribución, implica un ingreso a las arcas de $ 937,10 por monotributista.

Según adelantaron diversas fuentes, en caso de aplicar la suba, la misma se implementaría desde el mes de enero y se aplicará a 1,8 millón de monotributistas que contribuyen a las obras sociales.

El aporte del monotributista para cubrir las prestaciones establecidas en el Programa Médico Obligatorio (PMO), una canasta básica de servicios médicos dependiente de la Superintendencia de Salud (SSS), pasó de los $ 689 mensuales que se pagaban el año pasado a $ 1041,22 por mes para todas las categorías a partir de este año, lo que significa una suba interanual del 51,12%.

“Teniendo en cuenta que el usuario puede cambiar la obra social elegida después de 12 meses, puede ocurrir que aporte durante un año $1041 por mes sin concretar la afiliación”.

Si comparamos el aporte del monotributista al sistema de salud con el que realiza una persona en relación de dependencia, que abona aproximadamente $ 1820 por mes (en el caso de un salario mínimo), llegamos a la conclusión de que el primero es un 41% más bajo que el segundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.