MERENGO la alfajorería más antigua de Argentina, donde se escribió la Constitución de 1853

Imagen: ALFAJOR ÍCONO ARGENTINO → https://www.facebook.com/AlfajorIcono

Merengo es la Alfajorería más antigua del país, ya que existe desde 1851.

Hermenegildo Zuviría, abrió, al empezar el año 1852, un despacho de bebidas refrescantes y fábrica de alfajores y dulces en la esquina de las calles del Cabildo y San Jerónimo, al lado del local donde funcionaba el Congreso constituyente. Era una confitería-bar, donde la costumbre invitaba a ir a tomar unas copas y charlar.

Según dicen, había dos lugares muy famosos por entonces que eran los puntos de reunión de la sociedad santafesina en las calurosas noches del verano. Uno era el local de Merengo, y el otro era el aljibe de las Zavallas.
Hermenegildo Zuviría, era apodado Merengo quizás porque al usar los delantales blancos parecía un merengue.

LA CONSTITUCIÓN

En primer lugar para señalar la importancia de Merengo en la relación que tienen con la Convención Constituyente de 1853. El primer local de Merengo, ubicado en la actual esquina de 3 de febrero y San Jerónimo era, por entonces, la única casa que tenía planta alta en Santa Fe. En ese piso superior se alojaron 3 constitucionalistas, justamente aquellos que redactaron la Constitución Nacional, tomando como ejemplo la constitución federal norteamericana.

Es importante decir que en el año 1853 en la planta baja y en la alta de Merengo, se estaban gestando dos cosas muy importantes, muy santafesinas, que van a surgir aquí y que van a tener relevancia nacional. En la planta alta Gorostiaga está redactando el texto de la Constitución; en la planta baja, Hermenegildo Zuviría, alias Merengo, está fabricando el alfajor santafesino de dulce de leche. Es la misma época y es muy difícil encontrar un edificio que concentre en tan pocos metros cuadrados “la construcción de dos objetos, si queremos, tan diferentes, pero tan representativos de los santafesinos hacia el país”.

Pasó el tiempo y lamentablemente el primitivo edificio, ese que vio nacer el primer alfajor santafesino y el que vio nacer la Constitución Nacional fue demolido. Esto sucedió en el año 1948. Luego la alfajorería se traslado y tuvo varias sedes.

Uno de estos tantos relatos proviene de un reconocido autor santafesino, Mateo Booz, el cual hace referencia a los Alfajores Merengo en el contexto del nacimiento de la Constitución Nacional. He aquí un pasaje de su libro «Aleluyas del Brigadier», en el que consta dicha mención:

«Y transcurre ese 1 de mayo de 1853 y poco a poco los convencionales, cumplida su misión, se alejan por los caminos fatigosos que ya hicieron, rumbo a sus provincias. Agregan a los equipajes unos Alfajores Merengo para que saboreen las esposas, las hijas, las novias que allá los esperan. Y llevan sin duda algo más, el recuerdo feliz de sus días en Santa Fe.»

Aleluyas del Brigadier

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.